Saryna Key llega a México

La nueva marca de lujo de origen Israelí, Saryna Key, llega a México y crea una gran expectación, debido al reconocimiento de su fundador quien cuenta con una amplia experiencia en productos profesionales para el cabello, Mike Sabag, creador del Aceite de Argán, mejor conocido como “Moroccan Oil”.

Saryna Key es una de las primeras marcas en usar manteca de Karité Africana, la cuál es la base principal en una serie de tratamientos para el cabello y el cuerpo con la calidad propia de un salón de belleza.

Conoce la historia Saryna Key.

Mensajes Clave

Mike Sabag, fundador de Saryna Key, cruza los límites para optimizar el encanto estético, fragancia y textura de todos los productos que crea. Tiene una gran experiencia y su pasión por productos innovadores es inigualable. Desde la elección de la sustancia esencial y demás ingredientes naturales hasta el color, forma y calidad de los materiales de empaque, todo se concibe y ejecuta de forma eficaz para aumentar el impacto óptico y potenciar la diferenciación de Saryna Key.

Cómo Saryna Key está Cambiando el Cuidado del Cabello

• Somos la primera marca en usar Manteca de Karité Africana como la base en una serie de tratamientos para el cabello y el cuerpo con la calidad propia de un salón de belleza.
• Siendo el equipo líder en la investigación de la manteca de karité, descubrimos cómo modificar el aceite para dar
resultados óptimos.
• Elaboramos nuestros productos en un ambiente con temperatura controlada para preservar la integridad y calidad de la materia prima y sus multifacéticos beneficios.

Las Tres Capas de Saryna Key
El secreto de nuestro éxito continuo ha sido nuestro proceso de refracción. En este proceso altamente controlado, centrifugamos y calentamos la manteca de karité al valor óptimo durante varias horas. Una vez que se ha enfría de nuevo a temperatura ambiente, la manteca de karité se ha separado en tres capas:

Capa inferior: 60% de la masa – se usa para todos los productos a base de crema incluyendo mascarillas, champús,
acondicionadores.
Capa media: 30% de la masa – se usa para todos los aceites y aerosoles abrillantadores.
Capa superior: 10% de la masa – se usa para productos de Boha Shea y de restauración. Esta capa está llena de ricos
nutrientes que su cabello ama incluyendo queratina, vitaminas y proteínas.

La Historia de la manteca de Karité
La manteca de karité es una de los recursos naturales más sustentables del mundo y una de las pocas materias primas
cosméticas que proceden directamente de la naturaleza. Los árboles de karité no se cultivan en plantíos ni son propiedad individual; crecen de forma natural en estado salvaje en los pastizales de África occidental y central, y no necesitan irrigación, fertilizante o pesticida tóxico alguno. Pueden crecer hasta unos 20 metros de altura y empiezan a dar sus primeros frutos cuando tienen de 10 a 15 años de edad; la producción plena se logra cuando tienen cerca de 20 a 30 años de edad y pueden producir piñones ¡hasta por 200 años! Un árbol de karité puede producir ¡hasta 20 kilogramos de manteca de karité cada temporada!
Crear manteca de karité a partir de los piñones es una tarea laboriosa y la preparación requiere varios días. Los árboles han sido cuidados delicadamente por mujeres durante cientos de años que manualmente recolectan, clasifican, aplastan, tuestan, muelen y separan los aceites de la manteca y conforman el producto terminado. Durante siglos las mujeres africanas han llegado a dominar la técnica del procesamiento de la manteca de karité y llevan la producción de forma casi exclusiva.
Por esta razón, y debido a la manteca de Karité, conocida localmente como ‘Karite’, es una de las pocas mercancías económicas bajo el control de mujeres en África y un recurso vital que les ha permitido mantener a sus familias generando ingresos. A menudo se le llama el Oro de las Mujeres.
Además, el árbol de karité es considerado como uno de los árboles más generosos del mundo y ha conseguido un lugar de reverencia en la cultura e historia de la gente local que coloquialmente se refieren a él como ‘El Árbol de la Vida’. La manteca de karité siempre ha sido considerada como un bien precioso comunitario para múltiples usos tales como aceite de cocina, como un ingrediente en ungüentos medicinales -debido a sus propiedades antiinflamatorias, emolientes y humectantes como un bloqueador solar para proteger la piel durante la época de sequía y muchos más.

 

Facebook
WhatsApp
Twitter
Email

Artículos relacionados

Deja un comentario